marzo 20, 2012

Idus de Martes

marzo 20, 2012


Hoy entiendo al que dice necesitar inspiración frente a un restirador lleno de plumones pero tiene cara de fastidio, al que se muere por sus drogas economicas pero se esconde del Banco y al que dice morirse por amor pero por orgullo no busca a quien ha perdido.

Hoy mas que nunca entiendo ahora a ese que ni en broma vino a decirme nada el día de mi cumpleaños ni se alegró pero se acordó hoy de pronto en preguntarme ¿como estás?
Hace mucho que no me fijo tanto en detalles y mejor me los callo porque en el agobio uno acaba mas machacado de lo necesario... Hoy entiendo mas a quien posa un beso y lo dejan suspendido en un post it o dice un te quiero sin razonarlo porque simplemente lo siente y te lo pinta en un muro aunque sea de facebook

Entiendo a quien viene aqui generosamente a perder su tiempo posando sus ojos y me regala un comentario o un renglón a mi buzón.  Entiendo a quien solo viene a asomarse sin decirme nada, por alguna razón. Entiendo a quien en medio de mi día me tira del hombro o me regala una palmada.
Entiendo a quien cierra la puerta corriendo, a su casa porque esta la luz apagada y se abraza a su almohada para soñar aunque ya tenga mas de 30 años. Entiendo... que el estar aquí no es casual y a veces es preciso hacerle saber a las personas correctas que sigues ahi...

Por momentos sentí tanto miedo que seguro por eso se replicó en otras personas a mi alrededor  a todos se les asomaba en los ojos.. Sentí que mi corazón se agrandaba o se achicaba en función de la cantidad de los escalones uno a uno que tenía que bajar imaginen, bueno yo ya no hago aerobics... Escapar o al menos sentirse a salvo con tanta gente alrededor en los rayos del sol es mucho mejor, aunque morir achicharrados o de inanición no es una alternativa.

Salir para sentirse a salvo es una paradoja....Tanto el deseo y el miedo se convierten en cosas que corren muy rápido y van como amarrados, anudados te vuelven inestable añadiendo marcas o heridas que no crees abiertas pero siempre vuelve el recuerdo junto a 18, 20 réplicas. 

Aunque desfallezca cuando no resisto mas por el asfalto sudando o crea que sigue demasiado oscuro cuando amanece para correr con zapatos altos. Hoy pensé un poco con tejos de ironía que escogí los más altos que tenía cuando no estaba preparada para salvar mi vida.
me reclamaba yo eso justo cuando había que hacerlo por escalones interminables....  34 pisos en medio de un terremoto....no en valde se vive tal cantidad para matarse quebrandose una pierna o un torzón por no tomar leche.

Habita mucha gente con tanto desconsuelo, tan hondos sus abismos que ante el deseo de escapar y el miedo a no salir solo agrandan la fila de los cobardes, los condenados o los perdedores y en una ciudad tan grande tal vez nos reconocemos pero nunca voltea uno a verse. 

No quiero ser ninguna de esas cosas. No pensé todo esto bajando escaleras en medio de el temblor, pero sí ahora mirando noticias, leyendo mensajes y hasta pequeños atisbos y guiños sorpresivos que llegan de donde menos espero. Quiero ser o prefiero seguir siendo un perro mojado o un diamante en bruto o una cabra salvaje diciendo lo que siente pero nada de esas otras 3 cosas.  No habrá terremoto que lo cambie incluso que yo deje de usar zapatos tan altos.  Siempre hay una manera de estar a salvo.




18 solo lo soñaron:

Jo dijo...

En el calendario romano el idus de marzo correspondía al decimoquinto día del mes de Martius. Los ides eran días de buenos augurios

espero que esta sacudida signifique algo bueno...aunque sea de conciencias

El hombre del traje gris dijo...

mm pos yo sinceramente no entiendo a la gente... menos por estos días.

Saludos Jo

Zereth dijo...

"¿y qué importa si se acaba el mundo?, si al final, estamos tú y yo"


Me encantan los sucesos como el de hoy, fuera del miedo, la esperanza, y el saber que en esos instantes lo único que importa lo tienes en la gente que amas.


Besos mi Jo.

Yosoy Xhabyra dijo...

y de regreso, subiste los 34 con tacones?

xhaludos!

aina dijo...

Me ha parecido un blog lleno de angustia y desesperanza. Desde aquí se percibe tu sufrimiento. Quizás, si vuelvo a leerlo, consigo hacerme con la versión esperanzadora de Zereth.

Un beso.

Juan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan dijo...

Bonitos zapatos, y taconazos. Un besazo.

Juanjo dijo...

No tenia ni idea del incidente.
En cualquier caso tu post me ha parecido cargado de sentimientos,positivos yt melancolicos a la vez,pero todos ellos transmitiendo esa enorme fuerza interior tuya...una fuerza contra la que no podra ningun terremoto...eso lo tengo claro
Me han encantado esas palabras tuyas sobre las personas impulsivas que dejan un beso o in te quiero
Yo a veces soy de eso aunque a veces temo que se me malinterprete
Aun a riesgo de eso te dejo un beso grande para ti.

raindrop dijo...

En ocasiones no queda más remedio que comprender, porque todos estamos hechos de parecida pasta. Ya lo escribió Shakespeare en palabras del judío mercader veneciano: ¿El judío no tiene ojos? ¿El judío no tiene manos, órganos, dimensiones, sentidos, afectos, pasiones? ¿No es alimentado con la misma comida y herido por las mismas armas, víctima de las mismas enfermedades y curado por los mismos medios, no tiene calor en verano y frío en invierno, como el cristiano? ¿Si lo pican, no sangra? ¿No se ríe si le hacen cosquillas? ¿Si nos envenenáis no morimos? ¿Si nos hacéis daño, no nos vengaremos?.

Y si el suelo tiembla bajo los pies, ¿acaso no comprenderemos?

un besote, me alegra saber que estás bien :)

Marite Alarcón dijo...

34 pisos????
Fue fuerte verdad? Salió en todas las noticias y pensé en ustedes! En ti, en la Malque, en el Xhabyra!
Un beso grande y qué bueno que estén bien... a pesar de la escalada con tacones!

la MaLquEridA dijo...

Si pudiste salir viva subida en esos tacones y con 34 pisos a la vista, debo decirte que para naad estas formada en la fila de los cobardes.


Fiuuu yo tampoco, eso si ando con zapatos de goma porque con tacones camino como Chencha y no hay manera de ponerse a salvo jeje.

Te quiero Lady.

LAGARTO dijo...

la culpa de todo la tiene la maldita primavera

BEATRIZ dijo...

No sabes como me alegra que estes bien...en verdad mujer.

Un abrazo.

Abismo dijo...

Entender a los demás es un paso para entender que cada cual es libre y por tanto uno mismo también...

buena reflexión :)

Besos abisales

ѕocιaѕ dijo...

eso 34 pisos con tacones y miedo una de dos o parecieron eternos o muy cortos.
Todo lo que nos hace pensar cuando pasan cosas así, pero como dices esperemos que sea algo bueno.
Un abrazote Jo

marichuy dijo...

Las escaleras de emergencia se inventaron p'a probar la fortaleza y equilibrio de las mueres entaconadass en una evacuación.

Pues yo no sé si lo de ayer fue un llamado de atención, un mensaje de la naturaleza o qué, pero duro sí estuvo, aunque yo casi ni lo sentí (trabajo por el pedregal, suelo rocoso.

marichuy dijo...

Blogger está fatal: no me deja publicar y ya ni editar mis post. Ahorita me tardé horrores en comentarte. ¿Qué le harían a Blogger [en serio está mal]?

la mis dijo...

Entiendo que la vida en perspectiva debería matarnos de miedo, pero cuando se ve desde 12 cms del suelo es apenas una emoción divertida.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog