noviembre 28, 2011

La Passeggiata Deliziosa

noviembre 28, 2011


Escuché ayer entre los pasillos del hotel a un hombre del trabajo hablando por teléfono en italiano. Entendí a medias su conversación doméstica y sabía que era alejandro.  Él, con sus treintas era mas jovial que de costumbre en horas de oficina.  La voz, interrumpida por risas, levemente teatral aunque con los italianos casi todo es asi.

Le hablaba a su interlocutor (asumí que era su chica)  se vino apenas hace un par de meses persiguiendola prácticamente. Hablaba acerca de la cena, la hora en que llegaría a la casa… cosas así.
 “Ciao bella”, decía de pronto. Y después repetía la pregunta que probablemente le había hecho: “¿Que qué estoy leyendo?”

De pronto salí me iba a dar una ronda de media tarde por esta ciudad y al mirarme comenzó a exclamar “Il co-mu-nis-mo en los anni cin-quan-ta…”, histriónico haciendome un ademán con la mano hacía mi rió y comenzó a proferirle un ciao apresurado, -nos vemos más tarde- y colgó ...

guiñándome el ojo
comenzó a caminar detrás y solo alcance a oirle un  "Bella" detrás
-Vi invitiamo bella crema gelato 
algo así.

No es prejuicio pero supongo que algo tienen para muchas personas los hombres italianos que los vuelve irresistibles.  A mi sinceramente no me entusiasman aunque he de decir que ya en estos tiempos escasos pues nada debería rechazar.  Cada que veo a los italianos me traen buenos recuerdos pero de la ciudad de Milán, Fellini o los helados.
Cuando era un pendón era un ritual en fila pensar que escoger para terminar siempre con el mismo. Mis padres con una cassatta, mis hermanos con un cono de chocolate o vainilla y yo arriesgándome con el de leche a pesar de mi intolerancia..
Lo que no se me hace un fenomeno es que los extranjeros se fijen en las latinas o al menos traten de conectar. Tampoco  es raro que sean coquetos, apasionados, simpáticos y caballeros...
por supuesto que me comi el helado con el italiano pero al final tan coqueto, apasionado, simpático y caballero se fue a ligar y es ahí cuando reafirmé porque no me gustan los italianos, nada mas la ciudad de Milán, Fellini o los helados.


17 solo lo soñaron:

Jo dijo...

Si se trata de escoger...me quedo con el sabor mexicano... o a la uzanza europea con los españoles que hasta doble beso te dan :)

raindrop dijo...

El beso los franceses lo dan triple, ¿no? xD

Bueno, cuando se habla de nacionalidades se suele hablar "por mayoría". Pero como de toda esa mayoría quien me importa (llegado el caso) es una sola persona, por ese motivo nunca he tenido demasiado en cuenta el país de nacimiento o crianza.
^^

besos (un par, hale)

aina dijo...

Italia, con sus helados, lo extrovertido de la gente, su impulsividad, su carácter extrovertido,...qué envidia me das!

Marité dijo...

Es su acento encantador lo que nos mata. Es demasiado elegante y encantador!
Y ya me provocaste un heladoooooooooooo!!!

Beso!

Virginia dijo...

No me atraen los hombres italianos como tales, pero sí me atrae la forma de hablar que tienen, como si estuviesen cantando. Y esos apelativos cariñosos, bella, amore, ... Tienen un puntito descarado que me gusta.

Maldito Desgraciado dijo...

Yo no conozco a nadie nacido en Italia D:

Juan dijo...

A mi es un idioma que me fascina, terminare hablando en italiano, asi que la conjuncion de un italiano y un español no debe ser mala no?. Un besazo amore.

arcademonio dijo...

El carácter Mediterráneo...que seduce...infinitos besos para tus bolsillos...

marichuy dijo...

Los italianos son coquetos, cínicos y, muchas veces, encantadores.

Quizá sea el clima, la alimentación, el mar, la herencia genética o todo junto, pero en pocos lugares del mundo ves tantos hombres tan bellos. Y ahí sí, sin importar región del país ni su nivel social. La primera vez que fui, casi me da tortícolis. ;P

Sergio dijo...

De más joven a menudo me decían que parecía italiano, la verdad es que no me gustaba aunque sonara a cumplido, me reventaba la actitud de apasionado amante que siempre adoptan.

la MaLquEridA dijo...

Yo al único italiano que conozco es el queso y ni me gusta je.

ѕocιaѕ dijo...

Yo no conozco a ningun Italiano, pero creo que tienen razón el acento es lo que los hace tan llamativos, aunque a mi me gusta mucho el acento portugues, claro el producto nacional no esta nada mal ;)

basilio dijo...

Recuerdo todavia un viaje que hice a Italia. Aparte del atracón de ruinas y monumentos romanos por toda la geografía italiana me dí cuenta que los italianos son muy parecido a los españoles, quizás más conquistadores que nosotros, mas melosos y arrogantes. Sin embargo las mujeres tienen un genio que se sale de no normal, pero son guapas a rabiar, solo por eso se las perdona todo.

fritzio dijo...

Italia bella, con gelati o sin Fellini

La Toscana racontata por un iraní

El coqueteo de la mirada de Marcello Mastroianni una tarde en el televisor, Sostiene Pereira, por ejemplo

Italia seductora, gesticulante, vibrante

La pasión o el coqueteo como fibra efímera de una perfecta escultura animada, a colores, o en blanco y negro

Saludos

El veramente vero cine del siglo veinte también vino de Milano, de Roma, de Venezia(con Milano o Venezia, más bien, en el entorno)

BEATRIZ dijo...

Pues como cosa de ver, no importa la nacionalidad...que sean delgadillos pero no flacuchos a hueso visible...eso para ver..Y QUE VISTAN BIEN, luego claro la personalidad importa, sonrientes y con sentido del humor. Los latinos son buenos en eso.
Aunque sí me gustaría encontrarme un francés para explorar más su temple seductor.

Cia linda, es una expresión bonita.

De cualquier manera los idiomas son encantadores.

Saludos Jo.

la mis dijo...

difiero de tu opinión sobre los europeos, prefiero un italiano apasionado y mímico a un español...y mira que los llevo en la sangre... será por su apasionante delirio?! pue ser... pue ser!

El hombre del traje gris dijo...

mm gelatoooo

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog