noviembre 15, 2011

La locura transitoria Usa Zapatos de Tacón

noviembre 15, 2011

Los ví hace unos seis meses en una revista y algo en mi interior como codicia me clamó "los quiero" fue una especie de locura transitoria.

Eran unos Manolos, altos nada prácticos, seguro no muy cómodos, lejos de combinar con la mayoría de el guardarropa que tengo y por si fuera poco un tanto inalcanzables de pagar.
Como si fuera una condena me los fuí topando en alguna tienda, luego al cuzar frontera otra vez como aquel deseo codicioso no cumplido volvía verlos tras una vitrina lujosa, otra vez como llamandome en alucine total... y volviendo a probarme los 3 modelos en cuestión.

Cada día que pase por delante de ellos era abrumador, aún así no sucumbí a la tentación de obtenerlos, hubiera sido fácil un desliz plástico y listo... Sin embargo fui capaz de resistir a la tentación gracias lo cual en mi estancia en ese lugar pude comer bien todos los días sin pena ni culpa...
aun pienso en ese absurdo precio que hacía que mi deseo se esfumara en un pis pas como por arte de magia. ¿cómo es posible que unos zapatos cuesten el sueldo con el que podría mantenerme durante una buena temporada? Vagamente heróica tome la decisión prudente de no comprarmelos incluso sabiendo que yo estaba a veces en la gloria a diferencia de otras personas que ni en sus previsiones mas optimistas lograban sumar alguna buena suma para terminar el mes y encima debían mantener o hacerse cargo de una familia.  No se si haya algo mal sano en gastar tanto en un par de zapatos si acaso no te destroza los pies pero si el bolsillo.  Mi armario esta lleno y como bien dicta el vicio entre mas tengo mas quiero

Si pudiera ser quimera seguro escogeria tener mas de 6 pares de pies (si ya se que suena bien frivolo), en fin el caso es que cada vez que miro la estanteria de el calzado de alguna firma o marca conocida, supongo que mi Abuela me tiraria la cabellera o ella misma se la arrancaria si descubriera que por lo menos tengo dos o tres que solo han tenido una puesta, pues las suelas y las tapas se mantienen casi intactas o en buen estado
 El vicio caro podria parecer inofensivo en apariencia si fuera yo adicta a los cigarros pero el poder se manifiesta cuando entro a una zapatería o veo un escaparate lleno de tacones.  Y se muy bien el suplicio y lo que viene  proximamente "Ultimas Rebajas". Los zapatos de mis sueños estarán a mitad de precio, y deberé ser fuerte para que unos simples trozos de cuero no puedan con mi voluntad. De pronto hoy he visto a una mujer con gafas y pinta alelada entrar a esa tienda en la que osa preguntar por el número de esos ... el objeto de mi afecto y obsesión.

Respire un momento detrás del cristal,  simulando ver y husmear un poco... Vaya! si hay mas de dos tonos... La observo embelesada mientras se los prueba con manos temblorosas y hasta torpes entre sus dedos abrochando cada una de las correas.  Camina y ¡Tán!..  Sin pestañear la Visa y se los lleva.

Que vicio... deberé hallar uno mas modesto porque estoy segura ya que cuando cumpli los 30 estaba consciente de mi aspecto y deje de ambicionar verme tan superficial.
Aunque este post. Seguro lo es.


16 solo lo soñaron:

Jo dijo...

... y luego es como esa convalencencia de cuando haces inventario en la que me pregunto si acaso estaria abducida cuando les adquirí o si sufro de un transtorno de personalidad.
Cumplido el cometido seguro que me recuerda a mi pero claro, esta vez mis tarjetas de crédito se han librado de la tentación porque las deje en mi casa

jajaja

moderato_Dos_josef dijo...

Pues no, me parece un post tan realista como el bombardeo de productos a alto precio que sufrimos (y encima dicen que son baratos) a diario. Creo que has hecho lo correcto, porque ¿para qué sobrecargarnos de cosas que pueden lastrar nuestro ritmo de vida diario? Para nada. Todo se ha vuelto puro consumismo y ya está; así lo llevamos.
UN placer visitarte.
Un abrazo.

Simbad de la Porra dijo...

yo podría hacer lo mismo con botellas de vino y habanos.

Marité dijo...

JO, AMEEEE EL POST!!! Me encantó! y más los zapatos! Yo soy igual!!! Mato, por ellos. MATO PO RUN ZAPATO MONO!
Te entiendo amiga... hasta el infinito.
Beso!

Rodion Romanov Rashkolnikov dijo...

Los zapatos no lo son hasta que están raspados, esas cosas que cuelgan y reptan en las vitrinas iluminadas, alfombradas y etiquetadas son... Son alguna otra cosa. Maquetas, tal vez. Proyectos de zapato.

aina dijo...

Yo soy de las que prefiere dos pares baratos a unos caros.

Pagar ese dinero por unos zapatos me parece, además de una grosería, un insulto a la inteligencia.

Sergio dijo...

Un poco de superficialidad nos recuerda de vez en cuando lo imperfectos que somos (cosa que agradezco, menuda responsabilidad).

Lili dijo...

Jo, estoy de acuerdo con Sergio. La vida es tan dura, que a veces subir a la superficie y respirar aire fresco sienta bien, aunque luego las profundidades vuelvan a chuparnos. A mi me hace soñar un bolso que cuesta más del doble de una letra de la hipeteca. Te gano a superficial:)
Un beso enorme, preciosa!!!

raindrop dijo...

Tengo pensado desde hace bastante tiempo un post en que también salen unos zapatos. Y lo voy aplazando y lo voy aplazando... no me es grato de escribir...


besos

ѕocιaѕ dijo...

Yo también me enamoro fácil de los zapatos y eso que yo no uso mucho el tacón, una hora y ya estoy sufriendo, pero no gasto mucho en zapatos, tambien soy de las que prefieren 2 pares baratos a uno muy caro, pero que le vamos a hacer yo hasta hoy no conozco a una mujer a lo que no les gusten los zapatos y quisiera tener mil pares.
Saludos Jo

Maldito Desgraciado dijo...

Naah, yo digo que te los robes.

Kiddo dijo...

Yo no compraría unos zapatos tan caros, ni aunque me alcanzara para pagarlos. Pero eso sí, a la medida de mis posibilidades, tengo nulo espacio para un par más. Por consiguiente, la consigna es: si no tienes espacio para guardarlo, seguro es que no lo necesitas. Un a brazo Jo, y resiste, que no estas sola en tu lucha.

Virginia dijo...

Si comprase unos zapatos tan caros me sentiría estafada, ¿realmenta valen lo que cuestan? Evidentemente, no, se paga la firma, la exclusividad. Pero a mi estos conceptos no me atraen.
Aunque entiendo esa sensación irracional, cuando algo te llama desde detrás del escaparate. Yo también la he vivido y a veces, no pocas, he cedido a la tentación.

Juan dijo...

Jajaja, si es que n ose lo que tienen los manolos que os gustan tanto, yo si sueño con algo tengo que comprarlo, asi que ahorra y saca de donde sea y cumple tu sueño, como se van a quedar esos deditos sin taparse, jejej. Un besazo.

la mis dijo...

La belleza se refleja en cada detalle que cuelga de nuestro cuerpo... y los zapatos son la colita de esos detalles!

Abrazo.

arcademonio dijo...

...como no sucumbir a los encantos de unos manolos...subida en ellos el mundo se ve desde otra perspectiva...pero al descalzarte la realidad nos abruma...quédate con el consuelo de que no los necesitas para resaltar tu belleza...infinitos besos de bolsillo...

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog