julio 18, 2011

El Cuento de la Lechera

julio 18, 2011
Llevaba  en la cabeza una lechera el cántaro al mercado, con aquella presteza
Aquel aire sencillo, aquel agrado, que va diciendo a todo el que lo advierte
¡Yo si que estoy contenta con mi suerte!
Porque no apetecía más compañía que su pensamiento
que alegre me ofrecía
inocentes ideas de contento, marchaba sola la feliz lechera y decía entre sí
de esta manera:

"Esta leche vendida en limpio me dará tanto dinero y con esta partida
un canasto de huevos comprar quiero, para sacar cien pollos, que al estiío
merodeen cantando el pío pío
Del importe logrado de tanto pollo mercaré un cochino
con bellota, salvado, berza, castaña engordará sin tino;
tanto que puede ser que yo consiga
ver como se le arrastra la barriga
Llevarélo al mercado: sacaré de el sin duda buen dinero;
compraré lo contado una robusta vaca y un ternero
que salte y corra toda la campaña, hasta el monte cercano a la cabaña
Con este pensamiento enajenada, brinca de manera que a su salto violento
el cántaro cayó ¡pobre lechera! ¡Qué compasión! Adiós leche, dinero,
huevos, pollo, lechón, vaca, y ternero.
¡Oh loca fantasía!
¡Que palacios fabricas en el viento!
Modera tu alegría; No sea que saltando de contento,
al contemplar dichosa tu mudanza quiebre tu cantarilla la esperanza
No seas ambiciosa de mejor o mas fortuna, que vivirás ansiosa,
sin que pueda saciarte cosa alguna.

No anheles impaciente el bien futuro: mira que ni el presente está seguro.


Félix María de Samaniego (S. XVIII) 

13 solo lo soñaron:

Jo dijo...

Y me hice el cuento de la lechera

existen muchas versiones y hasta el griego Esopo lo escribió pero es una expresión popular, que se usa cuando alguien imagina o sueña algo imposible. Su significado es similar al de la expresión "hacer castillos en el aire"

En estos días debería partir pal otro lado del charco .. si ya me veía yo en castilla o en el mediterraneo... pero no le hice caso a Bogart

por hacer planes por anticipado:

¡Y que pasa el cuento de la lechera! Nacho

Dean dijo...

Una pena que haya pasado así, pero ya vendrán los castillos en la tierra firme.
Un saludo.

Virginia dijo...

Pero también hay que soñar, ¿no te parece? Aunque algunos sueños se queden en aire.
Otra vez será.
Un abrazo.

la mis dijo...

seré un poco más lechera, entonces.

Prosperidad dijo...

Mi madre me decia..'"HAY QUE VER AL CIELO CON LOS PIES EN LA TIERRA""

LAGARTO dijo...

ya lo dice la cancion quien da un pesoi por mis sueños....

LAGARTO dijo...

PD: ya te sigo en twitter ....tienes que darem Follow jajaja

Carolin Guzmán dijo...

Lo que es imposible para mi, es posible para Dios. Por eso creo que sí podemos darle alas a los sueños, siempre y cuando dejemos que Dios sea el que haga su obra. A Dios no podemos ponerle limites, el no lo tiene, por ende no debemos ponerselos a nuestros sueños tampoco.

Probablemente ese día la lechera perdió un día de trabajo, no por eso significa que perderá toda su vida, aunque si debemos hacer las cosas con prudencia, pero en la prudencia de Dios.

Que nada te detenga, si te caiste, vuelve a levantarte.

Bendiciones!

Nacho dijo...

Eres la LECHE!!!! jajaja

La Maquinista Yey★ dijo...

cada quien su cuento lechoso! :) saludos mi Jo!

Simbad de la Porra dijo...

entre lecheras y panaderas

la MaLquEridA dijo...

Nada seguro tenemos, eso es seguro je.

raindrop dijo...

Una historia para tener siempre muy en cuenta.


besos

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog