mayo 16, 2011

Vuelta de Tuerca de Vértigo a 360

mayo 16, 2011


La aguja del reloj avanzaba sólo superada por la histeria colectiva, de la cual era yo la mayor exponente. Cuando vi la magnitud del tráfico y el avance tortuoso y lento de los primeros kilómetros qieria hacer macumba para dar paso a la velocidad desenfrenada pero a pesar de todos mis esfuerzos eran ya casi las ocho de la noche y no llegaba
Música explosiva, electrónica, poderosa; pero sensible.
Suave. Letras enigmáticas, poéticas, llenas de significado, profundas y tristes.

Me volvieron a golpear con la misma intensidad. Traté de entender la música que se me venía encima: despues de mucho tiempo de sentir Vértigo.

Brincando sobre mantas llenas de tazas y playeras, un medio kilómetro hasta llegar a las rejas del Coloso. 8:30.  Los teléfonos no servían, seguramente por saturación de las líneas y lo bueno es que no tenia que quedarme de ver con nadie. Empecé a escuchar One en unas bocinas poderosas y lejanas, y supe que el concierto había empezado.

Han sido muy pocas las veces en mi vida en que he querido llorar en medio de una multitud y no hay una desgracia que lamentar. Directo desde una junta de trabajo tuve que quitarme los tacones que llevaba, para cuando llegamos al túnel por donde nos tocaba entrar, había empezado a invadirme una sensación extraña y emocional, para cuando salí al estadio y vi el escenario apagado mi mente tardó en comprender.  La garra enorme me parecía una nave espacial por momentos y por otro una maquina del tiempo.

Llegué hasta mi asiento sin registrar lo que sucedía y sólo ahí me empecé a preguntar qué demonios.  ¿Qué diablos pasa?  De pronto supe, de alguna manera, que el concierto no había empezado todavía. Había terminado su actuación la prescindible banda de apertura, y la música que yo había escuchado provendría de algún puesto fuera del estadio.

Me senté y cerré los ojos en una breve meditación de agradecimiento y entonces sucedió  escuché acordes del cielito lindo y un poema de Nezahualcoyotl inundo el sitio de un sentido muy especial. después vendrían Con Even better than the real thing, I will follow, Get on you boots, Magnificent, Misteriuos ways y Elevation.  El momento final de la velada fue anunciado con Where the street have no name, y  antes de que U2 desapareciera Bono voló sobre el entarimado cerrando con broche de oro con Bold me trill me kiss me kill, With of without you y Moment of surrender.






10 solo lo soñaron:

Jo dijo...

It was a beautiful concert¡
:D

LAGARTO dijo...

hoy si te fallo me caga U2,pero lo bueno fue que te divertiste

Jo dijo...

lagartito me late que no me leiste

Dean dijo...

Haber avisado para acompañarte, seguro que lo has disfrutado en grande, me alegro por ti.
Un saludo.

raindrop dijo...

Con mi adolescencia ya dando paso a una nueva etapa, el impacto de "The Joshua Tree" fue un grato terremoto inolvidable. Y desde entonces.
Fue amor a primera oída.

beso

CRUDO dijo...

haaaaaargh que envidia, para mi lo mejor de vivir en el Df es que van muchos grupos y artistas que ni de broma vendrían para este lado del pais.

que bueno que te la pasaste tan bien

El hombre del traje gris dijo...

mmm nunca hubiera imaginado que fueses fanss de yutú...

Sin duda es una gran banda, debe haber sido un concierto memorable. :)

Jo Grass dijo...

Nada como la emoción que provoca un directo; que emociona y que te arranca a bailar como poseída por una energía estelar!
Saludos

marichuy dijo...

Como ahora es moda, so cool, despotricar contra U2, diré que a mí sí me gusta. Más los discos de antes que los de ahora, pero sí y eso incluye la voz de Bono... con todo y que haya tenido el mal gusto de ir a visitar al impresentable Felipe Calderón.

Qué bueno que lo disfrutaste.

la mis dijo...

la música es como nuestro sexto sentido sobredesarrollado, que al encontrar su motiv, brinca desorbitado y nos llena de todo... o bueno, al menos a mí me pasa ;)

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog