abril 25, 2011

La Blythe (ブライス, bu-ra-i-su?)

abril 25, 2011


Ella agita cierta emoción e intelecto de forma similar (al menos en mi) como lo haría cualquier tipo de Arte.  Sus parpados suenan y sus ojos se mueven cambian de color, hasta en 4 tonalidades diferentes, nació en 1972 en estados unidos  Las primera muñecas Blythe fueron diseñadas por Allison Katzaman, Rouben Tercim y Gordon Barlow para la compañía de juguetes Kenner, inspirándose en la obra de la pintora norteamericana Margaret Keane, para susto de madres e hijas, y  para la época todas morían de miedo al verlas.

A diferencia de Barbie, Mrs Blythe no tiene novio formal y no se adjudica profesión alguna los modelos mas apreciados se encuentran en Japón de una firma llamada Takara pero desde que surgió hay muchas variantes.

Sus cabezas desproporcionadas y su inquietante mirada hizo que tuviera que salir de las jugueterias y tuvieron que pasar 30 años para que volvieran a salir a la luz gracias a la indutria Japonesa.   Una de las muñecas originales llegó a manos de Gina Garan una productora que no paró de tomarle fotos donde quiera que iba  usándola como modelo para poder perfeccionar sus habilidades fotográficas.

Desde entonces esta muñeca se ha convertido en un curioso objeto de colección de culto y de creatividad pudiendo situarse en universos da fantasía tan variopintos como un circo ambulante, un laboratorio científico o un barco pirata, todo ello construido a la medida, muñecas únicas, diseñadas y realizadas partiendo de las modelos en serie, que tienen entidad propia y múltiples personalidades motivo de inspiración para profesionales y aficionados que las llevan a la fotografía, el diseño, la ilustración y la obra pictórica.

al final la imaginación establece el fin de lo posible y es un producto industrial convertido en objeto artístico, huyendo de las habitaciones tradicionales infantiles lo mismo se convierte en una musa fotográfica y protagonista de un espacio preformativo y aunque a muchos no les agrade su apariencia hoy forma parte de un movimiento artístico ajeno al circuito tradicional del mundo del arte.

Pueden llegar a parecerse a quien mas admiras, o quieres, las originales tienen por los cielos los precios, los que la hacen unicas es por customizarse o "tunearse" y todas están registradas con numeros independientes.  Mi Bonica es igual a todas: cabezona, con unos enormes ojos cambiantes  y personalizada a voluntad, irónicamente se dice que quién posee una de estas curiosas monitas fueron niñas que jamás quisieron jugar con unala verdad es que yo tuve Barbie hasta los 13 y nunca me entusiasmaron tanto



10 solo lo soñaron:

Jo dijo...

regalenme otra el 30 no?

tnf25 dijo...

oye! buena historia, ni enterado..apuntada para el 30...

la MaLquEridA dijo...

Oye nena pero ¿si tu monita se enoja al tener competencia?, mejor pide otra cosa, anda.

Jo dijo...

Bueno. mmm
quiero ropita.

pero pa mi

jajaja

marichuy dijo...

Está bien simpática esta monita. Y esos ojotes. Me encantó.

Jo dijo...

Yo digo que tiene mucho que ver contigo marichuy ^^

El Xhabyra dijo...

yo quiero un snake eyes de los GIJOE!

Joe dijo...

MUerte a Barbie!
Esta esta tierna con esa mirada...
Un beso Joe! ;)

Mariposa... dijo...

Hola:

Una historia bien escrita, y la foto me gusto, tiene los ojos igual que mi Bebesota Hermosa.

Besos.

ѕocιaѕ dijo...

te diría que te la doy, pero no me gusta me da miedo, esos ojos parecen medio diabólicos, si tuviera una esa sería su personalidad xD, eso si las fotos de Gina Garan se me hacen muy padres.
Saludotes Jo

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog