febrero 07, 2011

Sentimentalesca Sola

febrero 07, 2011

Me exprimo el cerebro en busca de recuerdos.

Me veo a mi misma con el cabello rizado y alborotado como un nido de pájaros, mi mamá corría tras de mi para peinarme y siempre toda esa persecusión terminaba en suplicio llorando ella porque no podía y llorando yo porque no la dejaba peinarme.  Esa edad ajena a la malicia y los desahogos fué grata, siendo la más chica aún cuando mis hermanos me agarraron de excusa, de comodin, de escudo, de pretexto o de culpa.

Mi estado feliz de ignorancia y ausencia de problemas tan solo recaía en recoger mis juguetes, hacer los deberes, era mi única responsabilidad y claro, comerme el guisado (carne puaj!) pero por sobre todo correr y alejarme lo mas pronto posible de el cepillo y los pasadores.
Ayer, mamá fué a visitarme a casa literalmente llevaba 3 días sin asomar la nariz por mi tos de perro que me cargo y a su vez la infección como de caballo que sinceramente no me hacen lucir como un pura sangre.

Ayer me sentí como una niña al oirla decir que extrañaba cuidarme cuando era un pendón de 6 años.
me sentí indefensa y ridícula pero no se si fué por el efecto de los jarabes, el caldo de pollo que me llevó y el multivistamínico que cargo en el bolso.  Ultimamente me insinua  que quiere que vuelva a su casa... a veces quiero correr a sus brazos pero siempre me aguanto las ganas. 
Me reprocha que me guste estar sola. Creánme no siempre me gusta...

Creo que lo peor de vivir solo no es la soledad en sí porque a eso te acostumbras, aprendes a vivir con ello y me atrevería a decir que lo disfrutas cuando tu vida se va amoldando a ello porque te haces cargo de ti y lejos de desamparos uno no tiene reparos en dar cuenta de lo que uno es capaz de hacer por uno mismo.

Lo peor quizá de vivir solo es realmente sentirse así.  Lo peor que me puede pasar creo es ver minada mi salud porque de eso depende creo toda mi seguridad... para ir y andar, para trabajar, para abrazar a alguien para acudir en ayuda de algo para solventar mis necesidades.  Hoy mirándo por la ventana vi a una pequeña mirruña andando con el pelo alborotado corriendo tras su madre y a veces esos recuerdos se me agolpan tanto que yo tropiezo con ello y dejo de correr.



19 solo lo soñaron:

Jo dijo...

menos mal ya no uso agujetas...menos mal que ya acepto que a veces sin ser una niña me siento como una que quiere a su mamá

BEATRIZ dijo...

Yo sí creo en los efectos del caldo de pollo... y los mimos son la mejor cura sin duda!! usted dejese querer, porque a final de cuentas todos necesitamos la seguridad de la salud para poder realizarnos.

Ahora si te abrzo juerte Jo.

€$T0P€$ dijo...

La única persona q me habla bien es mi mamá.
Y soy la única q suele platicar con ella. Me reprocharía mucho irme (aunque ni puedo ni quiero tanto), xq mi hermana y mi papá no la pelan, nomás es su esclava.

marichuy dijo...

Qué difícil lograr ese equilibrio, Jolie. La madre debería ser el ser más cercano a nosotros, ese con el cual nos entendiéramos mejor y sin embargo, no siempre es así. A veces nos gana el orgullo, a veces los desacuerdos y otras el dolor.

Mariposa Errante... dijo...

Hola:

Te dejo un abrazo...

Besos.

Mariposa Errante.

El hombre del traje gris dijo...

caldo de pollo... blag!!wacala...

chOcolAte sEnXuAl dijo...

hace muchoq ue no pensaba en esos ayeres

y aunque gratificantes ya no me gustaria depender asi de nadie... al menos no en esta vida

Jana dijo...

y justo en esos dias que uno se siente mal corporalmente nuestras salvadoras son las madres queridas usted dejese consentir quien mas que ellas para aliviarnos con calditos de pollo ó aceites magicos (en este caso la mia todo lo cura con su aromaterapia ja).

DvD dijo...

Los efecos del caldo de pollo son reales...





Saludos

arcademonio dijo...

...los efectos maternos superan a los del caldo de pollo...infinitos besos de bolsillo...

la mis dijo...

a mi madre todos la aman, y yo no puedo como quisiera... ¿por qué será?

.. Âtipik Fräulein.. dijo...

al menos en estos momentos en los que tuve que regresar a casa con mi madre porque tenia que terminar la escuela y sola ya no podia tenerla cerca es lindo pero aveces igual quisiera mi soledad pero la soledad buena no cuando se esta tan vacia

Dean dijo...

Pues yo sigo viendo a la soledad como una intrusa, a quien no he invitado pero se cuela por las rendijas de mi casa y jamás termino de acostumbrarme a ella. A mi madre paso años sin verla, pero cada vez que hablamos por teléfono me habla como si fuera su niño. Así es este mundo que nos sume en la mayor de las soledades, justo cuando estamos rodeados de multitudes.
Un saludo.

tnf25 dijo...

Dicen que es meramente un placebo, pero a veces los adultos que extrañamos al niño que fuimos nos viene bien un plato de placebo calientito…un abrazo.

Addiction dijo...

Y si a tu niña le presento a mi niño?

Gus Zuppa dijo...

Si dosificas la soledad tendrás felicidad... es una buena medicina, pero toda medicina es una droga. Mmmm...siempre te noto muy triste, como que algo verdaderamente esencial le falta a tu vida, tal vez sabes que es y no te atreves a obtenerlo, o tal vez aún no sabes que sea... de cualquier forma aqui te djeo otro abrazo virtual... si sirven, yo lo se...

Animo Jo!

Kiddo dijo...

Jo.
No se de que hablas, siempre he vivido con mis padres y no tengo motivos para dejar de hacerlo, menos ahora que se que ellos necesitan de mi. A la larga los papeles se invierten, y no me da la gana dejar a mi madre con la responsabilidad de una casa y sin suficiente entrada económica para lograrlo.

El caso es que cada uno sabe lo que necesita, akgunos huir del seno materno a la primer oportunidad, otros como muchas veces lo has mencionado vivimos un poco como mueganos, no es tan malo si es lo tuyo la union familiar.

Te mando un abrazo enorme, que te repongas pronto.

Simbad de la Porra dijo...

me remontaste a todas las mañanas.

Yuria dijo...

Exprimir recuerdos..., no, mi Jo. Limones, o naranjas, pero no recuerdos, plis.
Me has recordado que cuando empecé a trabajar y vivía con mis padres, llegaba con la cabeza cargada y necesitaba meterme adentro y estar sola. Me decían: "¿Es que no te guste estar con nosotros?" Estas palabras me dolían terriblemente. Me dolía terriblemente ver la necesidad que tenían de mí y yo la urgencia de darle a mi cabeza sosiego.
Nos quieren y los queremos. Infinitamente, mutuamente. Pero necesitamos nuestro espacio.

Un abrazo.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog