noviembre 18, 2010

Las Piernas del Millón

noviembre 18, 2010

Sinceramente he sufrido muchas cosas con respecto a mis piernas, tres caídas con todo y casualmente nunca solté la bolsa.  Aunque creo que ahora me gustan mas mis pies pero sobre adoquines se me doblan con tacones del número que sean.  He llegado a la conclusión de que para no llorar mejor me doblo y río de mi con zapatos altos enfundada en mis Aventuras Region 4,  asi aprendo que la vida sonrie un poco mejor ( aun sin super poderes) y siendo un poco más auténtica.

Hace tiempo por ejemplo choqué y yo que ni tarda ni perezosa ese día de otoño me habia puesto un vestidito que daba a tope con la rodilla, mustia yo y el encontronazo por poco y me entierro el asiento con el golpazo.  La verdad que cuando llegué a la oficina  me dolío todo para subir los escalones desde la médula a la pantorrilla ..  yo por supuesto que con el atuendo desde la mañana me sentía la divina maravilla  pero reumática  y tullida tal cual una vieja que ya no puede con su alma,  a razón del golpe parecía que iban a traicionarme las fuerzas porque ya no las sentía.   En cuánto me miré las piernas me dispuse a ponerme pomada, una sobada, luego al fijarme una ligeramente hinchada y la otra de a poco ¿verde? argh¡....debia tener mejor una varita magica.

Luego vi una rodilla medio morada que ni se arreglaría con una asoleada.  Si fuera yo super poderosa tal vez convendría convertirme en hada y arreglaba la cosa pero como soy una simple mortal cabrita que corre por las praderas y a sabiendas que más vale reirme de mi misma,  preferí y rogé que no se pusiera de un peor matiz mas fuerte porque entonces pensaría en un elefante o en el dinosaurio Barney

Con el paso de la tarde mi dolor fue aminorándose y no sé porque no exageré y acudi a buscar un doctor, busqué entre los cajones y me receté diclofenaco, la verdad si fuera mas escandalosa o berrinches (¿¿¿más???) creo que podría haberme puesto una leyenda en el sitio de mi oficina que dijera:

 Se solicita un doctor, un masajista un maquillista alguien que  me cambié la pierna aunque sea por una biónica o una más bonita.    

Ya no importaba la especialidad  ni la estatura...bueno si,  que tuviera no más de 36 años de edad. Ahora sufro mas de un pie que del otro es usual que se me doble, o me pegue o algo suceda de pronto.y yo tan atea y hereje como siempre...al menos desde esa ocasión me apersoné con "San sambito" y afortunadamente no me quedaron las piernas de maniubrito.

21 solo lo soñaron:

Jolie dijo...

Las piernas del millón... pero de moretones!

El hombre del traje gris dijo...

yo no se como las mujeres se ponen esas cosas, es como jugarle al deporte extremo, ayer mi hermana se metio un santo ranazo en el metro porque se le ropió un tacon :s

Raúl dijo...

pues a no ser que la imagen esté truqueada (en relación al escenario tan lastimoso descrito) yo veo que esas piernas están como para tomarse en cuenta muy seriamente por cualquier médico, masagista o mayate de menos y mas de 36 años.....

(mayate por aquello de maquillista...)

Raúl dijo...

masajista, no masagista es que me puse nervioso con esas piernas....

Dean dijo...

Piernas como las de la foto son un peligro para el orden público porque congregan las miradas a su paso, son dos verdades que interrogan y sacan los colores a la costumbre, son piernas sin dueño, son el pecado, la tentación de cada día; no se defienden de las miradas ni cuentan historias porque la belleza es así de silenciosa.
Un saludo.

Trovator dijo...

Jejeje, del millón de moretones... Sí, hay veces que brazos o piernas pagan el precio del descuido y ahí vamos pecando.

Concuerdo, la fotografía desmentiría tu historia de golpes :)

Un abrazo!

Mariposa Errante... dijo...

Hola:

Que te digo???, llevo varias caidas con esguinces y HARTOS moretones, ahora solo uso tacones del 8 o 9, no mas.

Besos.

Maripos Errante.

El Xhabyra dijo...

Vaya que cosas!

hace unos cuantos post en mi blogsete tu me comentabas al respecto de haber visto mis manos levantando el pulgar.


hoy no he podido leer mas alla del segundo renglon, por que queria volver a ver,...


SI, yo queria ver de nuevo esa imagen.


no me canso de verla,


esa sandalia que tienes sobre el colchon luce genial!


xhaludos jolie!

basilio dijo...

Lo bueno de todo eso es que lo puedes contar. Los moratones, torceduras, tacones rotos. Todo eso se puede arreglar. Me hace gracia porque el medicamento que haces referencia "diclofenaco" sé de un doctor de por aqui que te lo receta siempre je, je, dá lo mismo que te duela la cabeza o que tengas un esguinze en el tobillo. Debe ser una medicinaa mágica.
Por cierto, bonitas piernas las de la foto.

Amorphis dijo...

No conozco a ese San Sambito, lo buscaré para ver que favorcitos hace.

Cuidese esas piernas, debo confesar que se ven hermosas con tacones altos, pero si se también que es algo extremo caminar con eso.

Pero son bellas.

P.D. Gracias por tus comentarios. ;)

DIANA dijo...

Creeras que tus piernas se parecen a las de la Geisha? :O
bueno, a mi me lo parecieron ;-)

besos!

ѕocιaѕ dijo...

Ahh Jolie pobre, mi madre me decia que ponerme crema a cada rato y masajear ayuda a que se quite rapido los moretones, y para esconderlos pantalones, si, nada de vestidos =D
Cuida tus piernas ya quisiera que la mias se vieran tan bonitas.

MIN... dijo...

Yo tambien necesito un doctor... uno guapo no me vendría mal!!!

Le mando una sobadita para esas piernas... dicen ke soy buena masajista.

:D

marichuy dijo...

Mi pernas también son del millón... del millón de batacazos que le he puesto a las pobres. Tan nobles.

Pues que halles a tu Doc... así como te lo recetó el Doc.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Como siempre estupendo. Por aquí ando echando un vistazo por tus cosillas. Pasa un buen fin de semana.

Saludos y un abrazo.

la MaLquEridA dijo...

Tienes buenas piernas, no se te han roto jeje.

La Diabla dijo...

jajaja
mal royo eso de las caidas! aguas nomas! yo por eso no me subo en tacones altos jeje bueno! ni los chicos me gustan jeje apenas como que le voy hagarrando el amor a los zapatos y demas articulos super femeninos jeje

€$T0P€$ dijo...

Es terrible caerse...lo odio.
Pero amo los tacones bonitos, aunque últimamente no los uso, para ahorrarme vergüenzas.

Always show the legs.

Simbad de la Porra dijo...

¿las mejores piernas?; las de las mujeres que trotan

¿las que mas me gustan? las separadas

la mis dijo...

tengo en mi lista de anécdotas 3 fracturas y 2 esguinces, todas ellas vergonzosas y coloraditas! arriba las que midan 1.79!!!!

Juan dijo...

Pues tienes unas piernas preciosas, se ve que se moldearon con los accidentes. Un besazo.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog