febrero 15, 2010

A Ras de Suelo

febrero 15, 2010

A veces sobrevolando mis recuerdos me descubría convaleciente en algunas situaciones con él específicamente y aún cuando lo niegue, parecía ser que no sabía desentenderme de él y él de mi. A pesar de todo siempre estuvimos pendientes cada tanto el uno del otro formulando preguntas que no decían mucho, respondiendo otras haciéndonos tontos para no sucumbir a lo obvio.

Llamenle poca cordura, estupidez, no sé si es nostalgia o necia costumbre mantener un hilo conductor que nos llevaba a jugar con palabras, esas frases inteligentes y llenas de humor simple como si fueramos a ganar un premio por lo hábiles tejiendo la complicidad entre nosotros como siempre, o tratando de reconstruir lo que echamos a perder.

Un par de veces me pidió verle, pero creo que la distancia me salvó o mi cobardía. Era suficiente la división de la avenida Reforma en sus dos carriles yo en ese Periódico y él en el Edificio de Metlife donde se resguarda su partido político.

Mi sensatez siempre me cuestionó que haría sin en una de esas caminando o andando por ahí tan cerca, el azar se ponía a jugar y hacía que me topara con él. En plan arrogante sé que hoy dificilmente causaría estragos a lo mejor el amor se va transformando o deslavando, habiendo tantas cosas en medio de nosotros, sólo quedan recuerdos, uno que otro beso desoldado y seguro resentimiento... los reclamos o porqués ya no están en el tiempo de aclararlos.

No sé, siempre caímos en lo mismo...ese juego sin sentido de volver a rescatar(nos) el uno del otro, a veces por mucho que los años nos aparten o se levanten ciertos muros o abismos, la vida se empeña en que extrañes o te aferres a alguien. Yo pretendí ir andando como a la par, independientemente de los caminos separados pero eso era pura nostalgia, lo de él culpa.

Supongo que podríamos ser amigos civilizados apartando de un costado nuestra propia historia, concertados, podemos hablar de todo pero no de lo que pasó entre nosotros. Cada cuál por su lado seguimos nuestras vidas yo siempre anclada sola dándo tumbos, equivocándome y no permitiendo dejar entrar al amor. El seguramente con una y otra y otra porque nunca supo estar solo.

No podría resistir ser amiga suya, los amigos te cuentan sobre su vida, sus logros, sus tristezas y hasta su amor en turno con el tiempo le deseas cosas buenas a quien amaste pero eso al mismo tiempo me causaria se nublaran mis pupilas.

Será mejor escuchar a mi corazón aunque no se empeñe en decir verdad o apostar a mi cabeza aunque no me quede con nadie. Sé muy bien porque estoy aqui ahora sentada escribiendo todas estas marañas, cada vez se cierra el capítulo, ahora ya no se aparece como si me olfateara, cuando decidía dejar pasar los besos nuevos, los guiños, las caricias o los sobresaltos de alguien más. Hoy llegan en desbandada muchas cosas a mi vida, ya no me embarco con su fantasma que aún ligero y etéreo me daba cuenta que superarlo pesaba en el alma, arrastrar esas cosas junto con el olvido lo hacen más dificil y pasa demasiado lento.

Sonrio, creo que es el inicio del despegue. En la sala de espera está alguien diferente y no se llama Daniel.

30 solo lo soñaron:

Jolie dijo...

creo que a veces es la impaciencia la que nos hace actuar… o quizà la nostalgia la que nos impone dejar que vuelva alguien

al final la historia entre dos personas se va construyendo o destruyendo de tal modo que aunque uno se empeñe no despega

uno ya no es el mismo

creo que cuando alguien vuelve aun con toda esa bola de cosas que no debieron es por exceso de equipaje.

algo le sale mal, uno tiene nostalgia o el otro culpa. Demasiadas cosas para cargar

Vir dijo...

hola jolie!
tu post me hizo pensar en mi historia.
creo, como vos decís, que impaciencia y nostalgia son dos elementos que pueden volverse peligrosos.
a veces damos vueltas sobre la misma noria solo por acostumbramiento y cuando despegamos necesitamos mucha valentía para juntar los pedazos rotos
me encantó lo que escribiste

te mando un beso grande

Doctor X dijo...

de historias se llenariasn libros pues en ocaciones terminamos qeuivocandonos. Creo que si, duele pero al final se aprende. Lastima que no se puede aprender sin dolor.
saludos

servidor dijo...

Siempre digo que algo se aprende, de lo bueno y, más, de lo malo.
Pero me mataste con esta frase:
"Supongo que podríamos ser amigos civilizados(...) podemos hablar de todo pero no de lo que pasó entre nosotros".

Qué te digo, o lo tomas o lo dejas. No se puede vivir amarrado, que pase a ser una experiencia y que te deje pasar... que aun te queda por delante taaanto.

saluos!
(Y que tengas un lindo viaje con aquel que no se llama Daniel)

Uno de los Condenados dijo...

Ja, en efecto, condenado tenía que ser ;) respecto a tu post, pues coincido en que aprender duele y vaya que es dificil la relación después de haber compartido una historia, en lo personal, es muy dificil que se de la amistad, pero bueno, que somos humanos y aunque solemos tropezar con la misma piedra, tambien aprendemos, asi que que bueno que otra persona se aprecia en el horizonte, es hora de empezar una nueva historia.
Saludos

marichuy dijo...

Jolie

No sé qué decir... Daniel debe ser tan especial; increíblemente.

Hay que aceptar, que ciertos vuelos... sólo salen una vez; que no hay reprise. Lo cual implica, una decisión nada fácil y tú mejor que nadie, lo sabes.

Luna dijo...

Te entiendo tanto. Gracias por compartir conmigo y con el mundo, seguro nuestras experiencias les han de servir a alguien.

Al menos, tu comentario me hizo pensar muccho y tomar decisiones. ¡Gracias!!

Trovator dijo...

Paciencia, una virtud loable, aunque muy poco practicada.

Época de decisiones, balanza entre corazón y cabeza fría... el despegue nos permite visualizar todo desde otra pespectiva, global.

Un abrazo!

Lord Vyzarro dijo...

la guerra de la razon contra el sentimiento estara siempre perdida por la razon, el volver con viejos romances no lo recomiendo, es mas mi sugerencia es mucha tierra de por medio, no me refiero a que lo mates, si no a que entre mas se aleje uno del otro es mas sano, y si de plano se dejan de ver mucho mejor, dejo saludoss!!

Dendrita dijo...

Jolie, tengo tantas cosas que decir con respecto a tu post que escribirlas todas le quitaría el sentido a las mismas. Y es que en cada línea de tu escrito, encuentro tantas cosas...muchas de ellas coincidencias e identificaciones. Eso me pasa con frecuencia cuando te leo, pero específicamente en este post prácticamente es al 100%. Solamente me queda decirte: celebro el inicio del despegue y que se encuentre alguien nuevo en la sala de espera; ojalá que esa espera sea muy corta y placentera, para que el despegue se lleve a cabo a la voz de ya.
¡Abrazos, Jolie!

la MaLquEridA dijo...

¿Ya llegó?...

Javier dijo...

a pesar de que a veces las cosas no salgan como nosotros pensamos siempre nos permiten reflexionar y pensar en los errores cometidos!

W dijo...

Estoy de acuerdo mi Jo...

No puede haber amistad donde hubo amor y pasión...

Besos

tnf25 dijo...

Hay veces que tenemos que enfrentarnos a las personas y saber de una buena vez si es que ya lo hemos superado o no, a veces ocurre que creemos que no y resulta que si…o viceversa..

aLeVoSia dijo...

El que espera recibe recompensa, lo bueno es que esta pasando, el olvido llega y tarde o temprano alivia solo es cuestion de resistir el canto de las sirenas y no rendirse

Hermes dijo...

Sigh...

Un abrazo, vestido de color gris con corbata en vivos tintos

LAGARTO dijo...

para que precipitarse , siempre hay alguien que realmente si no esta esparando ¿creo?

Kix dijo...

Hijole qué canción, qué canción...!!!

Yo soy de esos extraños entes que cree que sí puede uno ser amigo de un ex muy querido. Si hace 8 años -que yo estaba profundamente enamorada de mi ex-, alguien me hubiera dicho que no sentiría amor por él y que de hecho sería mi amigo, de contarme de sus amores y demás, no lo hubiera creido. Pero el tiempo, el sabio tiempo, me ha demostrado que sí se puede cerrar un ciclo sin alejarse completamente de la persona.

Georgells dijo...

Pues el de la sala no se llamará Daniel, pero ahí está...

Y también la sala y el viaje y todo lo que el futuro depara.

Llórale al pasado... y cierra el ciclo. No es fácil, pero es importantísimo.

Un abrazo niña Jo.

G.

servidor dijo...

Jolieee, jolieeeeee... donde andarás señorita???

saluos
(jolieeeeeeeeee)

ѕocιaѕ dijo...

No sera El pero ahi estara siempre, me has hecho pensar y recordar cosas que tal vez ya no quisera y que me gusta pensar que ya no estan, pero me topo con esto y los fantasmas regresan.
Me quedo con un par de frases muy buenas!
saludotes

Ivanius dijo...

Cerrar un ciclo también significa mover una rueda.

Que sea para avanzar.

Claudio dijo...

Muchas veces yo no supe estar solo ni tampoco supe mantener amigas. Un seductor perfectamente fracasado al demostrarse idiotamente enamorado. También dicen que amigos para qué? maldita sea!

La Diabla dijo...

"Tratando de reconstruir lo que echamos a perder..."

eso... me dio un golpe bajo snif y me hizo recordar muchas pero muchassss cosas... creo que si podemos hacer un club jejeje Y psss por algo las personas se separan, por algo ahy distancia muy apesar de los deseos de estar juntos snif

ya me puse sentimental jejeje

suerte en esa sala de espera!

MIN... dijo...

Que pesado es ir por la vida cargando semejante equipaje, dejando ir oprtunidades sólo por nostalgia...

A veces quisiera tener el valor de hacer mi propio despegue, pero aun no es tiempo...

Kiddo dijo...

Suerte mujer, que ya llegue a tu vida algo mejor, y si estoy diciendo mejor y tu lo piensas también, quiere decir que aunque no salga bien, cualquier cosa es mejor que estancarse en un pasado que ni fue lo que uno se empeña en creer que fue.

servidor dijo...

jolieeee, jolieeee

avísenme cuando aterrice por favor.

PaoValdivieso dijo...

Aún que sabes que nada es para siempre dvemos saber que vale la pena vivir la emocion de cada uno d elos momentos

Fernando Manda dijo...

"los reclamos o porqués ya no están en el tiempo de aclararlos".
Si eso no se aclará en su tiempo nunca se podrá, a veces por muchos motivos (miedo principalmente), no hablamos las cosas como son y es cuando todo se va al carajo...
me voy =P
Paz.

Jana dijo...

si se puede ser amigos y que te cuentes todas esas cosas que les pasan en la vida, lo malo es que siempre que se llega el tema del amorio en turno del monito no se puede evitar ese momento de incomodidad... yo por eso mejor los evito, amigos ya tengo bastantes jeje

saluditos!

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog