abril 30, 2009

Una chica y su Baúl

abril 30, 2009
Thank you for the days / those endless days, those precious days you gave me / I´m thinking of the days / I won´t forget a single day, believe me ...

the kinks

Enmarañada y llena de vacios o vacuedades ...exprimo mi cerebro en busca de recuerdos cuando por ejemplo yo no tenia ni 7 años, y me veo a mi misma con el cabello rizado y alborotado como un nido de pájaros, mi mamá corriendo tras de mi para peinarme y esa persecusión terminada en suplicio llorando ella porque no podía y llorando yo porque no la dejaba. Cuando apenas era un pendón andando con botitas y camisetas y no batallaba para comprarme un sujetador, cuando podía andar por la vida sin decidir que ponerme o que usar, nuestras diversiones en la niñez no eran nada del otro mundo, patines, pasteles de lodo, ponerle nombre a los muñecos o figurar que la litera que compartías con el hermano era un avión o un ferri.

La niñez tiene sus virtudes, y es a veces es a la que acudo para rescatarme de mi propio naufragio, tuve una buena infancia no me quejo mi estado feliz de ignorancia y ausencia de problemas tan solo recaía en recoger mis juguetes, hacer los deberes, el catecismo, saludar a mis mayores, pedir permisos, pedir las cosas por favor o decir gracias.
La responsabilidad más grande era darle de comer a los perros que me afanaba en recoger junto con mi hermano y las muecas de mis padres, porque mi pecado era que tenía alma de Samaritano, comerme el guisado de carne (puaj!) , pero sobre todo correr y alejarme lo más pronto posible de los besos de mi hermana o de cualquier otra persona que no fuera mis papás, no me gustaban.

Salirme del cobertizo donde me escondía por horas con libreta y colores o dejar de refugiarme en el cuarto de Regina, la chica que ayudaba en casa que era más que mi cómplice. Con respecto a el cepillo y los pasadores, ella fué la que logró que fueran mis aliados, Sin embargo, mi vanidad pudo más que mi comodidad y a los 13 ya pensaba mejor en mi arreglo personal.

En la niñez en esos mozos años todos pretendemos comernos el mundo, yo quería comerme el mundo, a los 16 en busca de recuerdos, yo era un hit en la escuela aunque nunca llegué a ser miss popularidad pero tenía ventajas y las aprovechaba. Esa edad ajena a la malicia y los desahogos fue grata, siendo la más chica aún cuando mis hermanos me agarraron de excusa, de comodin, de escudo, de pretexto o de culpa por ser la menor. Logré armar buenas alianzas con él y negociar con ella, con quién siempre me pareció estar cada vez mas lejana y ajena hasta la fecha, aunque cordial, nunca pudimos llevarnos bien por ser tan opuestas.

Fui creciendo y a los 18 ya estaba en un grupo de animación, tocaba el saxofón al que me costaba un ovario sacarle el sonido, ya veo porque no fuí tan persistente y aún soñando estudiar para ser concertista dejé los intrumentos por estar en una banda de música al estilo americano, enseñando las piernas sin pretender lucimiento, faldas cortas entre rafias, de bastones, tiras de celoseda, haciendo malabares con banderas de tela sonriendo, bailando viajando y haciendo excursiones o campamentos con amigas y besando a escondidas chicos lindos.

Mi primer novio justo en mi último año de la Preparatoria, que me regalaba flores todos los jueves... casi por mes aumentaba una, me abría la puerta del coche y nunca iba a misa por mi culpa, se volaba sus domingos para escapar conmigo, debo admitir que yo era una mala influencia siendo tan atea, nunca me aprendí el credo y creo que corrí con suerte que en mi examinación para la primera comunión fue lo único que no me preguntaron, y hasta la fecha no me acuerdo.

Mi papa estaba vivito y coleando, a veces me hacia jugar con palabras rebuscadas buscando un significado atinándolas en versos, era un poco duro pero recuerdo que nunca llegó a casa con las manos vacias ... siempre trajo algo para mi y para mis hermanos que pasabámos ciertas tardes mirando programas o jugando Atari muy entrada la noche y tiempo después en la sala del hall tumbados en el sofá jugando después Nintendo con Mario bross.

Mientras no llegara de trabajar, las salidas a jugar con los amigos o vecinos eran fenomenales... en pandilla podíamos andar sin mayor peligro de caer en manos de algún pervertido en esos tiempos, mi madre accedía y era consecuente porque a mi Padre no le agradaba nada que jugaramos en la calle.

Mi mama compraba helado todos los viernes, hoy pensaba justamente en que se me antoja un helado eso, queria ir por uno... cuando ella llegaba del trabajo y se iba a su recamara, me gustaba abrazarme a su espalda fria, cada día del niño nos preparaba una sorpresa que escondía en algún sitio de la casa, era toda una aventura llegar de la escuela sabiendo de antemano que algo habría y no necesariamente era un objeto caro, podía ser cualquier cosa. El único ajeno a toda emoción era mi hermano, siempre inconforme o exigente.

Fuí una chica con suerte, aunque a veces pienso que entre tantas actividades pensaba mal de ella y aducía que se quería deshacer de mi o que papá no me soportaba por mantenerme ocupada, me llevaban a clases de Flamenco, al inlgés, a regularización de las Mate, adoraba los caballos, de chica montaba muy bien, las clases fueron mi mayor entretenimiento, la gimnasia, terminó aburriéndome y deseché de niña muchas cosas que no aproveché. Después el tiempo fue reducido entre la Universidad y mis intereses cambiaron radicalmente.

Con mi vida hiperdinámica, lo único que sobrevive de esos años estivales son mis clases de Pintura y el poco gusto por las albondigas, el huevo tibio y la leche...

Hace tiempo que añoraba remontarme a tantos recuerdos que se que perdería la cuenta de todo lo que puedo hallar en ese baúl. Hoy en día las cosas cambiaron mis hermanos ya con su vida y al igual que yo o uds. mismos enmarañados, llenos de vacios o vacuedades seguro se acordarán de su niñez en medio de naufragios, se pondrían alegres, pensando en la niñez, sonriéndo con mirada melancólica que hallarán en algún ricón de sus recuerdos días como esos lejos de pandemias y virus mortales.

Yo soy una chica con suerte, y sigo pensando en ella
en la infancia que le tocó y en este caos de afuera. Quisiera saber como está.

18 solo lo soñaron:

Jolie dijo...

Está canción me recuerda a ella, vende rosas por una avenida de esta ciudad tan grande, se que muchos de uds. ya leyeron la historia de entre mis mejores recuerdos son sus ojos y su sonrisa

Vizarro Man dijo...

la infancia, la mejor de las bibliotecas, y la mas hermetica por cierto, dejo saludoss!!!

Jolie dijo...

saludos Vizarro... rayos tengo ganas de llorar...

Arte dijo...

Yo tambien tenía un perro del que responsabilisarme, hasta que se olvido en el veterninario. Chin.. Creo que si estaba muy chica para tanta responsabilidad.
Que bonito es poderse recrear pasado el tiempo... muy bonitos recuerdos Jolie.

yorkperry dijo...

Nosotros, los mismos, los reflejados...

Y luego de tanto desquicio, como diría Fito:

"Es que ya no soy tan chico ni tan puro, que hasta me parece ingenuo el rock and roll".

Karla dijo...

lo que somos hoy es consecuencia de lo que fuimos ayer....y que bueno!!!
porque damos taaantas vueltas que olvidamos de donde venimos...es bueno parar, respirar dar un vistazo atrás y seguir pa delante con nuevas fuerzas!

Yo Pretencioso dijo...

El estado de inconsciencia proteje. Nos hace ajenos a la línea paralela de la realidad. Tal vez por eso en ocasiones, algunos, nos quedamos en Peter Pan, otros sólo lo visitamos con el boleto del recuerdo, de cualquier forma para éstos días de encierro impuesto la alegría nos viene de helados antaños, juguetes y voces de pasados.

Saludos!

Kyuuketsuki dijo...

We are memories. Nothing but memories.

A pesar de todos, habemos algunos con la suerte suficiente para recordar nuestra infancia con cariño.

Y respecto a tu ex, no te preocupes; no es mala influencia sacarlo de la iglesia. Al contrario ñac ñac

BEATRIZ dijo...

Querida Jolie niña,

Mis persecuciones no eran para poder peinarme sino para cortarme el pelo, el capricho de unos medicos...no sé cual es el motor que anima a un niño a pensar que se saldrá con la suya,jajaja, a mi siempre terminaron dejandome pelona, no importa hasta qué lago haya corrido, ahora me cuesta trabajo aguantar el pelo largo.

Un abrazo

la MaLquEridA dijo...

No me gustan los recuerdos,me lastiman,

quisiera poder ponerlos en una bolsa y tirarlos lejos,donde no pudiera encontrarlos más,

por qué siendo recuerdos,aún me dañan?


el aire trae melancolía...
no lo soporto...

estoy triste,

no otra vez...

sabina dijo...

Y resulta que creces, te comes el mundo y éste no sabe a lo que esperabas...

Luisz dijo...

En muchos sentidos, y algunas personas lo dirían no he dejado de ser niño, ando ya por la segunda infancia, pienso yo. ¿Madurar? Me falta, pero lo chido es que no tengo
prisa. Ya no.

Entonces, voy corriendo a leer la historia de 'ella'.


Saludos.

CRUDO dijo...

Que bonitos recuerdos, la verdad yo estoy bien mal de la cabeza, casi no recuerdo mi infancia, solo algunos flashasos me llegan de repente, pienso que es triste en ese aspecto, pero si de algo estoy seguro es que tuve una buena infancia.

PD

El árbol al que me amarraban por semanas de niño ha crecido muchísimo, jaja no cierto

Dendrita dijo...

La niñez, la adolescencia y todo lo que sigue...hiciste que recordara mucho de mi infancia también. Más para el baúl. Pienso que soy una cihca con suerte igual. Lindo post.
Un abrazo!

MauVenom dijo...

No es la primera vez que lo digo pero la verdad mi infancia es algo que no me gusta mucho recordar

la viví rodeado de prosperidad pero llena de presiones de vida y situaciones complicadas

hay sin embargo por ahí algunas cosas rescatables por supuesto.

-

Cuando vuelves a ver a la niña?. Cuéntanos si la encuentras de nuevo. Estará bien, espero.

Besos

NTQVCA dijo...

Yo a veces no quiero abrir el baúl, pero cuando lo abres un poquito y haces recuento de lo que contiene, te hace sentir mejor y lo guardas otro tiempo, porque no hay necesidad más que de vivir el presente.

Champy dijo...

Amiga......

Hay ocasiones en que temo que se me suelte el hocico y otras que nomas, lo suelto.....

Pero tu eres de esos casos en que se me puede soltar mil veces y todo sigue igual, y es sano, si fueras otra ya me hubieras mandado al lugar favorito de la Pinche Vieja y que a mi tambien me encanta por supuesto, pero hoy solo te quiero decir que te quiero mucho, así, tál cual.

Sabes una cosa?

Ella vive, y eso es suficiente.

2046

marichuy dijo...

"La niñez tiene sus virtudes, y es a veces es a la que acudo para rescatarme de mi propio naufragio,"

Jolie querida

La niñez siempre será la patria perdida; esa que buscamos y a la que pretendemos regresar, cuando el desazón de la adultez nos embargue. Y será en esa patria perdida y encontrada, donde encontraremos un refugio, un alivio... pero solo temporal.

Besos en este, todavía, día del niño podremos

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog