marzo 04, 2008

Auditoria y Balance

marzo 04, 2008
Ponte en marcha, si aún es posible ir.
Llévate la blancura de las paredes, el cobre de los potes y los silencios del paseo en las avenidas. Llévate los visitantes del aburrimiento, los deseos ciegos y el dinero artificial de las risas. Me he curado de mi tristeza y he enterrado sus cenizas en la grava.

La rechacé y la sepulté en las piedras. Curado de mi esperanza de curarme, la llevo en mí como una inflamación del cerebro o una hinchazón de los párpados.




Elly Guerra Quiéreme mucho

Dale ping y lee:

...ni el agua, ni la brisa del mediodía, ni los rumores de los árboles Ni el aire que refresca, ni el glorioso azul de la tarde, Ni el sueño, ni el deseo desnudo, ni el sol de mayo, ni los manantiales, Ni los cantos de las aves, ni el rocío de la mañana anaranjada ni el cielo, ni la tierra
... es curioso recurrir a tantas cosas maravillosas con las cuales compararle y es curioso lo que de eso resulta: sentirse completamente insatisfecho por la frustración repentina porque nada se compara, ni se parece.

A veces me gustaba ser invisible, caminando al lado, con los ojos cerrados, esperando que me contara lo que miraba, para verlo también, para compartirlo.

Debemos quizá obligatoriamente ser felices, o simplemente quedarse en medio de una torrencial lluvia de brazos abiertos mirando al cielo tan solo para provocar que alguien venga a preguntar porque sonries. Hoy he de decir que he comenzado a hablarle al recuerdo de usted en mi desgastada memoria y me siento confundida. Algunos planes se me han retrasado o cambian y es cuando hay que tomar ciertas decisiones. cerrar circulos; Aunque todo el mundo lo sabe, el desamor tiene fecha de caducidad, al igual que el olvido.

Mi voluntad, mi sangre, mis deseos, comienzan a darse cuenta: todo lo que hago y callo es que descubre un secreto, se aclara alguna respuesta y una sombra explica mis dudas, todo ello en conjunto recuerda que yo seguramente sigo viva por aqui y seguramente alguien posará sus ojos y me entenderá menos. Ciertos momentos me llevan a ser un discipulo fiel de la amargura, cuando desesperadamente trato de estar alegre. Estoy desvariando quizá, o irremediablemente me resigno pero al final siempre salen números rojos .

El contraste aqui es que quiero sentirme por fin bien.

11 solo lo soñaron:

Anónimo dijo...

ya diste el primer paso. dale una leccion a los demas no quites el post tan rapido.

Baakanit dijo...

Y si te sientes por fin bien, eso nos alegraría bastante. Bien lo has dicho, la infelicidad tiene fecha de vencimiento.

Saluditos.

Lechus dijo...

Y de contrastes está hecho este mundo, de vueltas, de esas que da la vida, y los círculos a veces son difíciles de cerrar, sobre todo cuando han sido generados en el infinito...
Que bueno que tomes la mejor decisión.
Saludos.

basilio dijo...

Tu sabes lo que es la felicidad?
Sentirse bien... estar enamorada...
ver colores además del blanco y negro... oler una flor (que no sea una rosa) y poner cara de jilipollas recordando viejos tiempos... o cogerle la mano a un hombre y solamente con mirarle a los ojos decirle todo lo que sientes por él...
Creo que la felicidad puede ser un pedacito de todo eso amén de muchas cosas más.
Lo importante es que estas viva y que hay un poso de amor en un rincón de tu corazón que todavia no ha descubierto nadie.
A veces nos sentimos locos y depresivos porque la vida nos dá una de cal y otra de arena.
Esto te pasa mucho a ti, pero creo que tienes que ir abriendo puertas poco a poco hasta que encuentres lo que buscas, que podria estar en :una mirada, en un beso furtivo, en una risa, en un buen chiste, o en un abrazo de verano sin sujetador (en mi caso) Sorry, siempre tengo que poner algo de pimienta a lo que escribo. En fin todo eso puede ser una de las puertas a la felicidad. I think

Defeña salerosa dijo...

"sentirse completamente insatisfecho por la frustración repentina porque nada se compara, ni se parece."

Tienes cada frase!, como para enmarcar...

Y sí a pesar de que un olvido o el desamor no tengan caducidad, uno quiere sentirse bien? se puede?

Mekishiko.NoNeko dijo...

Y así es, como al final, sin comprender, se vive con ojos que buscan, y que probablemente encuentran contestación al acertijo.

Saludos,

arcademonio dijo...

...entiendo y comprendo ese momento tuyo...y si quieres sentirte bien...te ofrezco un espacio en mi luna...beberemos a sorbitos la vida...chapotearemos en los charcos...nos empaparemos con la brisa marina...sumergiremos recuerdos y anhelos...infinitos besos de bolsillo...

Matilda Sea dijo...

Gracias por tu visita en mi blog, Jolie.
Que bellas palabras y que certeras. A veces es necesario padecer momentos como estos para poder disfrutar la felicidad cuando ésta nos sorprende. Saludos

Lear dijo...

Ey, Jolie, este tipo de post acaban siendo oasis de la red. Gracias!

Fernando dijo...

La infelicidad se comparte y tambien es contagiosa.
Suponiendo que existe un continuo entre la felicidad y la infelicidad talvez si hacemos a los demas mas infelices que nosotros estaremos de alguna manera sintiendonos mas felices que ellos.
He ahi una posible solucion...(Bueno, quizas hay otras mejores)

EL TREMOLO FLANGER dijo...

Cuando no se esta a gusto con quien se es; como comentaba en otro blog: hay que regresar a nuestro estado primigenio, al principio, al eterno retorno de las cosas. Cuando se regresa a lo básico se obtiene la felicidad. Hay muchas cosas que no ocupamos, que no son necesaria para vivir, y son esas cosas el cáncer de nuestras vidas.

Todo esto lo dice: la filosofía sen y la alemana, en especial la de Frederich Nietzche.

Saludotes Tremolianos!!

posdata: cuando encuentres la felicidad compártela no seas envidiosa hehehe ^^

posdata2: la felicidad nunca viene en forma de cigarrillo ni tampoco es verde ^^

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog