marzo 05, 2008

Algo sobre morir

marzo 05, 2008
Cuando pienso en la muerte yo simplemente tengo certeza que para ese camino vamos todos, no habria que temer y sin duda unos se adelantan antes que otros, puedes lidiar con una enfermedad pero terminar tus dias debajo de las llantas de un camión; realmente no se sabe como va uno a morir ni el destino o dios (para algunos que lo quieran ver asi) cumple caprichos. Para los albores de lo que dicta la vida que muera alguien viejo o de cierta edad madura es el ciclo de la vida, sin embargo me han tocado vivir de cerca esas ausencias repentinas que te lanza el destino de gente joven (uno de ellos mi sobrinito), yo creí que el ciclo que te dicta el destino es que debes morir cuando envejeces, debes morir cuando ya hiciste lo que tu bitacora de vida palomeó. Ayer murió alguien cercano a una amiga querida, alguien sumamente joven, alguien que sufrió demasiado en vida en una enfermedad larga y cauterizante
se revuelven toda clase de sentimientos cuando estas en una sala velatoria, donde miras la tristeza, la desesperanza, los ratos de apoyo entre familia luchando con el duelo y quizá tambien rodeados de gente que a bien dan apoyo pero hacen mas extenuante la situación. En algún punto cuando lo de papá yo queria salir corriendo y no saber de nada y terminar con ese momento.

la muerte me desconcierta y de súbito con el animo dinamitado volteas un segundo y la muerte aparece y ahi esta ella...tan poco predecible te hace voltear. Reflexionas y analizas, mientras regalas ese abrazo de apoyo tambien lloras al final por osmosis o por contagio por las propios asuntos vividos, por tus propios muertos.
y te sientes correspondido mas que conmovido porque ya lo viviste.

Hoy fue un dia que me hizo recordar lo largo que se pasa el tiempo de espera, las despedidas, las imagenes, el murmullo, las palabras de aliento, las miradas piadosas o de lástima, las letanías, ese vacio que se queda y el sentimiento ese que te quema cuando sabes que esa persona que quieres no va a ir de regreso contigo a tu casa, se va a quedar ahi en una gaveta fria o debajo de la tierra, que no volverás a ver pero que es parte de ti que pasará el viento frio y el sereno de la noche. La soledad que se coloca junto a ti por mucho que estés rodeado de multitudes, y que nadie entiende y que tu mismo no puedes comprender. Blasfemas y maldices y piensas en lo injusto que es y cuando termina todo el mal rato aun no puedes creertelo.

El dia que enterré a mi papa quería quedarme ahi, cayo un aguacero torrencial que parecia inacabable y toda la noche tuve su imagen conmigo no pude dormir varias noches y me acompaño cierta culpa durante mucho tiempo sabiendo de antemano que nada podria pasarle que nada sentia ya que no podia padecer las inclemencias del tiempo.

Hace algunos años conoci a dos niños que fueron las primeras personas que yo supe que no eran viejas y murieron, creo que todos tenemos ese momento, donde basicamente nos damos cuenta que alguien que es realmente joven puede dejar de existir y ya no somos los mismos despues de eso. Pero no fue lo que la muerte de esos dos niños a mi me cambió.

Me queda claro que es lindo recibir flores, y es mejor darlas estando en este mundo que esperar a la muerte.

A mi padre ausente, a cesar mi sobrino, a mis abuelos son a quien gozo diariamente, les brindo seguido todas la olas del mar o mi tristeza, les honro con alegría cuando les veo en fotos enmarcadas en casa de mamá, recuerdo los momentos felices con ellos,
les canto y les hablo como si estuvieran a mi lado y curiosamente, hablo mas seguido con ellos, les pido consejo o alguna bendición y me encomiendo a ellos cuando siento miedo. Les llevo en el alma y en mis gestos, en algunas palabras y momentos que hicieron y que me brindaron en el gozo que me regalaron de la vida y en la certeza del recuerdo.

la gente que te ama, siempre se queda con esos huecos en el alma, las heridas de esas ausencias no cauterizan lo suficiente si se trata de un padre, de un hijo, o de un hermano peor aun si la muerte llega repentinamente sin opcion alguna de prepararte para esa dificil situación.

Al final solo dejas el mundo terreno y no vale que reloj tengas, el auto, el atuendo de Channel, quien seas e incluso las deudas; son cosas superficiales al final y frivolas que por su estado material pueden ser reemplazables. Joven o Vieja sea cual sea la edad que tengan, te quedas con un vacio profundo y con muchas preguntas cuando la gente muere... y en silencio solo quieres que resuciten aunque sea unos momentos por el miedo para reclamarles porque se han ido, que vengan y te den respuestas.... o en el recuerdo para mitigar un poco la tristeza.

De pronto como en cascada se me ha ido llendo la gente, la mas cercana, la que no imagino y aunque sea un edicto de vida yo sigo desconcertada porque así de pronto la gente se muere.

10 solo lo soñaron:

Baakanit dijo...

Las muertes de jóvenes son tristísimas. Y es así como lo dices, están fuera del ciclo natural, uno no se las esperas.

Yo he sabido de la muerte de unas cinco personas que conocí durante mi adolescencia. Y todas esas muerte aunque ninguno era nada mío me han tocado bastante.

La que más me impactó fue la de un chico que visitaba mi casa, amigo de mis hermanos. Este como a los 15 años se colgó en su aposento. El pobre sentía que nadie lo quería, cuando en realidad no era así.

Saludos

P.D. no era tango. Me gusta mucho el tango, tal vez algún día lo aprenda.

Anónimo dijo...

habrá que morir para vivir y por toda la eternidad. los que nos quedamos aqui sin duda... son los que nos quedamos a sufir

Carolin dijo...

Ayer precisamente estuvimos hablando de este tema en la oficina. Aunque toda muerte es dolorosa es obvio que el de personas jóvenes nos llegue a afectar más de alguna manera que la de una persona mayor que ha vivido y sobrepasado varias etapas.

También aquella muerte inesperada que nos deja pasmado o simplemente por la forma cruel en que murió, y esto me hace recordar la de un niño que con apenas 12 años que fue asesinado de 34 puñaladas por un primo y un amigo de este. Eso fue en 1996 y aún todavía yo lloro al recordar su caso.

Estoy consciente de que la muerte existe pero parece imposible que nos acostumbremos a ella.

Saludos Jolie
Un abrazo

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Como dices, la mnuerte deberái llegar cuando has hecho unmontón de cosas y cuando ya estás cansado. Antes es terrible.

Baco dijo...

si te contara las veces que he visto pasar la muerte por mi vida sería deprimente... si te contara lo que sentí al verla llevarse a mi familia sería revivir la tristeza que hoy por hoy no me acompanha, felizmente.. sólo podría decirte que no le tengo miedo a la muerte... sólo que todavía no me quiero morir...
Saludos

Defeña salerosa dijo...

Qué horrible. Ayer yo me enteré de la muerte de un niño de 10 años a causa de cáncer pulmonar...¿? qué vida injusta. No me puedo ni imaginar lo que es enterrar a un padre, mis condolencias para ti y tu familia.

Tu post me recuerda un poco a una película que se llama "The fountain", aca le ´pusieron "la fuente de la vida", actúan Hugh Jackman y Rachel Weiss. El director es Darren Aronofsky, el mismo de Pi el orden del caos, y réquiem por un sueño. Sí puedes veela.

Soy muy mala dando ánimo o sabiendo que decir en estos casos. Me acongoja mucho...

Mekishiko.NoNeko dijo...

No hay preguntas, sólo silencios, que al final se constituyen en respuestas, precisamente esas que no se pueden apreciar en ningún otro momento.
Saludos,

Fernando dijo...

Siempre me he preguntado, que hay de diferente entre la ausencia y la certeza de que alguien ha muerto?...Pienso que si no las matamos, las personas podrian seguir vivas en nosotros por siempre, de la misma manera que cuando nos ausentamos las personas por ello no dejan de existir. Quiza sea el hecho de que invalidamos muestros recuerdos o nuestros pensamientos en relacion con esas personas por el hecho de saber que ya no existen... Sera eso? Cuando nos vamos de viaje o los demas se van no nos duele tanto porque siempre tenemos la esperanza de volverlos a ver...

EL TREMOLO FLANGER dijo...

Cuando a la fría dama se le ocurra hacerme una visita, sera bienvenida.

Creo que hasta ahora me siento feliz con lo que he hecho. He hecho de todo: cosas buenas, malas, raras, extrañas, eclécticas, etc. Alguien por ahí diría que para las cosas malas, antes de morir, podría faltar una confesión: de esas morales que te hacen sentir bien (hipócritamente bien), para estirar la pata con respeto y dignidad. Yo les digo que no. Sí, he hecho cosas malas, pero nunca nada que mi espíritu no pueda matar.

En fin, estos temas de la muerte, el otro lado, el infierno, el cielo, morir joven, son cosas que nos hacen pensar por mucho rato. Siempre nos imaginamos cual sera nuestra ultima foto, nuestra ultima cena, etc. Pero creo que al final, habrá que aceptar las leyes que la muerte nos imponga, no somos nadie para decidir las circunstancias de nuestra muerte.

Saludos Tremolianos!!

basilio dijo...

Es dificil asumir que has perdido a un ser querido. Se echa de menos el espacio que ocupaban en tu vida., la voz, los gestos, los movimientos.
Yo recuerdo mucho a mis padres, que aunque murieron mayores han dejado un gran recuerdo y un vacio en la casa.
Mi padre era una persona muy optimista y amante de contar chascarrillos, le gustaba gastar bromas. Me hubiera gustado haber puesto en su epitafio alguna frase famosa como: "que hago yo aqui"o "por favor hablen bajito" o "no te sientes en mi lápida que pesas", sin embargo hice grabar unas manos abiertas soltando a una paloma blanca. No es muy usual en el cementerio porque las demás lápidas tienen cruces y virgenes .
Las manos las puse porque el tenia unas manos muy bonitas.
En fin que es un rollo morirse, pero si quieres sacar punta al asunto tambien se puede decir que es una ventaja porque dejas de pagar la hipoteca del piso.
Yo conocí a un señor que murió dejando mucho dinero. Sus hijos estaban estudiando como repartir el dinero. El hijo pequeño que era muy inocente dijo: Yo creo que seria mejor meterle a papá 50.000 euros en la caja por si los necesitara en la otra vida. Y el otro hermano que era más vivo le dijo: Mejor vamos a meterle la visa y que se compre lo que quiera.
Besitos.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog