enero 14, 2008

Trauma de reflejo infantil

enero 14, 2008
Borges odiaba los espejos vaya prueba de lo universal de su literatura.

La broma de ver en el reflejo los defectos personales o los anhelos que nunca se cumplirán, lleva al aborrecimiento de nuestra condición o a huir de los espejos.

¿No deseas enfrentarte a lo inevitable?, nadie puede modificar su pasado ni saber el futuro yo opino que la reina maga seguramente tiene una buena razón por la cual no haga su tan esperada aparición y seguramente su primer ministro o vocero nos pueda quitar la duda mas adelante, asi que podemos seguir haciendo suposiciones. (no esta ahi el vocero por ahi rondando los pasillos del periódico?)

No hay humano que tolere un reflejo íntegro que pueda mostrarle sus deformidades; como en las sombras, los reflejos son como cristales preciosos, tan atractivos que también contienen chispas negras que no solo enseñan las partes que queremos ver sino que las magnifican, escondiendo los riscos, pero precisamente eso hace mágicos a algunos espejos esconden tras de si el encanto propio. Sufre de Vanidad el que se mira tanto y sufre de inseguridad el que lo hace igual por estar pendiente siempre de tan frágil objeto.

Me doy cuenta que no sufro del pecado de la vanidad, o será algun trauma escondido que me imposibilita a ocuparme de ese quehacer medio mundano? A veces es bueno acatar la experiencia de los reflejos con objetividad.

Esos recuerdos infantiles con los espejos de los santos de tu abuela me hicieron recordar otros santos traumas escondidos, por ejemplo cuando comenzé a vivir sola no solo le temía a las ventanas que mostraban la negrura exterior, sino también los sonidos, los ambientes nuevos, y espacios a los cuales tenia que amoldarme y peor aun esos los mas temidos (la oscuridad y los sonidos en la noche) bancarmelos y afrontarlos

Ya saben mi frase Agua y Ajo (a aguantarse y a Joderse). Otro trauma es el miedo a los payasos, y creo que hasta el dia de hoy no ha sido superado, me pongo nerviosa si avisto uno, ... hace no mucho fui a un afamado restaurancito japonesito y ahi, justo ahi habia uno!! evité mirarlo, claro que para cuando dió indicios de acercarse a la mesa yo hui despavorida pretextando querer ir al baño, aunque bueno hay de payasos a payasos.

Ahora bien si me pongo a pensar en lo que algunas reinas hacen o dejan de hacer la lista será larga y casi pasará a ser otro capitulo de tesis, no apunte y eso me obligaría a abdicar...jaja pero yo no soy ninguna reina.

uf! que santo susto.

11 solo lo soñaron:

Anónimo dijo...

¿Ya ven todo lo que provocó un puto espejo?

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

Fer, olvidé decir en el post que otro trauma de la infancia es que soy medio sonámbula y Vampira
(limandose el colmillo)

Rubén dijo...

Por lo menos en mi caso, mi auto imágen es mucho mejor que la que me regresa el espejo. Pero sólo me sucede con la cara. Mi cuerpo me hace feliz... Como a Jolie.

Saludos Sra. ReinaMaga, donde quiera que esté. (no lo pude evitar)

Fernando dijo...

Eso si me gusto. Eres tu la reina maga?
Si no es asi, ella se lo pierde...
La verdad que no tengo nada ni a favor ni en contra de los espejos. Pero me gusta mas mirarme en los ojos de algunas personas. ja!
Conozco la sensacion de estar y vivir solo...y esos ruidos que no son de nadie y la sensacion de que hay alguien mas y de repente sentir que hay otras personas alrededor...Pero tambien, se lo bueno que es dormir con la puerta de la habitacion abierta, no tener que encerrarse en el bano y andar desnudo por toda la casa. Priceless!!!
Wao, como se sentiria un colmillo de vampira clavado en mi garganta?...Suena excitante...

Baakanit dijo...

"Borges odiaba los espejos"

No creo que los haya odiado, a Borges los espejos de cierta forma le fascinaban. En muchos de sus cuentos trabajó con la idea del doble. De verse así mismo reflejado, y eso cuentos terminaron siendo maravillosos.

Me gusta tu barandilla, trataré de no traer payasos a visitar.

Saludos.

Anónimo dijo...

es pesima idea que le digas eso a una vampira. y mas si duermes con la puerta abierta

Jane dijo...

payasos!!!! .. creo que padecemos del mismo trauma... aun a la fecha no me gusta estar cerca de ellos.
saluditos!!! y thank por pasar por mi blog

Anónimo dijo...

lo del sonambulismo en nuevo para mi ,al igual que lo de los payasos. Sabes, voy a guardar el traje de payaso ahora mismo.

apis melifera dijo...

Mírate en mis pupilas y rompe el espejo de una vez, notaras como el aroma se convierte en algo mágico y dificil de explicar. Ahora vas y lo cuentas Joi. Bas

Carolin dijo...

En lo particular a mi me encantan los espejos a pesar de aquellas cosas poco agradable que se puedan ver a través de estos. Mi trauma de infancia son los sapos, quizás porque al caer en una cisterna por la mitad de agua y ver uno allí dentro, me hizo tenerles pavor...

Saludos Jolie

Anónimo dijo...

Hey dulcecito, si quieres yo te defiendo de los payasos

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog