enero 21, 2008

Humor con nube negra

enero 21, 2008
A veces estoy tan bien que debo sentarme a llorar, dejar salir la alegría y aunque a veces alguien externo me tienda la mano y ofrezca su ayuda, en verdad debo decir que lo hacen sin darse cuenta y se agradece.

Dicen que reirse es un bálsamo para la mente, ayuda a revitalizar los problemas, no es fácil descifrar que es el humor o la risa, menos sus consecuencias. La risa para mi es un acontecimiento mágico inesperado que irrumpe en nuestro bienestar y hace que trascienda frente a nosotros la realidad ordinaria en la cual habitamos. Reir es un placer pero es un placer fugaz, involuntario, un alterado de conciencia al alcance de todos es el antidoto del miedo o de la rigidez. incluso cuando lo insoportable es uno mismo.

No debo esperar si la gente va a ayudarme aun cuando me siente a mitad de la calle a llorar, pero la razón por la cual a veces lloro y no entienden es que acabo de venir del medico y me diagnosticaron un mal agudo de la corteza, que causa una compulsión terrible por ser descortés ruda y grosera y tiendo a ser ironica para reir.

Así que mas de una vez me he disculpado por ser tan de humor negro, tal vez el ginecólogo me ha sacado mas de una muela buena- Me gusta reirme de mi misma, aun en desgracias, me ayuda a transformarme y me consuela puesto que me rehuso a dejarme atacar por agentes externos trágicos y que me afecten demasiado.

Reirse de la propia desgracia para mi en ocasiones me ayuda a ponerme contenta, y puedo romper barreras contra mi misma. Dicen que no hay mejor manera de conquistar a un hombre o a una mujer que haciendo reir y dicen los agoreros también que una relación de pareja es medida con la frecuencia en que se produce la risa entre ambos.


Ya bien dice André Breton en su antologia del humor negro: "El humor y la risa no solo tiene algo de liberador, analogo en ello al ingenio y a la comicidad, sino también algo de sublime y elevado". Intentar definir el humor o la risa es como pretender atravesar una mariposa, usando de manera de alfiler un poste telegráfico.

Lo bueno de todo esto es que la tristeza seguro sigue en esa caseta tratando de acompañar a algún incauto, que descuidado aparque en esa carretera y como se me antojaron las fresas y los duraznos espero tener cuidado cuando pase por ahi aun si insiste en subirse trataré de atacarla con una buena dotación de risas.

4 solo lo soñaron:

Jane dijo...

reir es de las mejores cosas que podemos hacer... es lindo ver a la gente con una sonrisa sin importar los problemas que lleve dentro.
Asi que sonrie y haz tu dia algo divertido!!
saluditos!

Lear dijo...

Ah, la risa. Me he puesto a pensar si la tristeza tiene el doble filo de una sonrisa: es cierto que alimenta y sana, pero también puede matar o, cuando menos, herir. El humor negro, en ese sentido, es para mí la mejor manera de mezclar ambos bandos, y la más divertida...

Latamoderna dijo...

Chale, manita. La neta es que reír hasta que la panza duele te deja la misma sensación de cansancio que llorar. Así que está bien practicar ambas de vez en cuando, ¡no crees?

Fernando dijo...

Yo lo que quiero es la dirección de esa caseta pues creo que necesito algo de la tristeza que se ha quedado ahí. O quizás lo que necesite sea la dirección de uno de esos docs pues últimamente he estado demasiado alegre y eso ha resultado demasiado sospechoso para alguna gente. La razón podría ser un virus y como buen ciudadano debería tratar de impedir a toda costa el que personas inocentes se contagien..

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog