noviembre 30, 2007

De amores perdidos

noviembre 30, 2007


Hay muchas mujeres solas en esta ciudad, das una patada y también salen hombres solos hasta por debajo de las piedras, he escuchado infinidad de historias ajenas y y propias, amigos entrañables o conocidos en donde las mujeres y los hombres resaltan puesto que los quisieron, alguna vez y los perdieron tan cotidianamente otras mujeres y otros hombres.

situaciones vividas, penas, alegrías, accidentes o desencuentros que no tienen fin

He aprendido a reconocer a la gente solitaria, a veces en cuestión de segundos también alguien mas puede adivinar lo sola que me siento
hay gente que intenta matar la soledad distrayendose con cosas cotidianas, disfrazando su soledad no concertada, pero eso atonta y lo unico que resulta es que en el fondo se sigue estando solo. No hay nada que cure eso

Un dia alguién me contó que conoció a una chica en un bar cualquiera de esta ciudad, bebieron, filtrearon, rieron y asi sin mas esa noche terminaron en la cama. él consiguió su numero de teléfono, pero no se atrevía a llamar. Apenas sabía quien era, cuando por fin reunió el valor intentó llamarla dos veces, pero nadie respondió. Después le pareció que habia pasado demasiado tiempo. ¿Y si ella hubiera conocido a algun otro?, ¿y si no lo recordaba? el no la recordaba bien, apenas si podia describir el puente de su nariz, la comisura de sus labios, la caída de sus pestañas tan solo rcordaba su olor. Fue muchas veces a ese mismo bar con el afan de encontrarsela de nuevo, pero nunca volvió a verla. Ha dormido solo desde entonces.

Esta ciudad es demasiado grande, dicen algunos, se hace difícil mantener una relación... en fin cada cual tiene su historia. Esta ciudad esta llena de gente que va buscando a tientas a ese otro alguien que llene sus huecos. He escuchado demasiadas historias ultimamente acerca de la soledad, las relaciones y amores perdidos que bien podría hacer y editar un catálogo.

Yo también tengo mi propia historia. Yo también tenía a alguién que quize y perdí. No me dió explicaciones, tampoco dijo adiós y asi desconcertados cada cual ... sigue el rumbo con su propia piedra de toque. Ya no reuní el valor para llamarle después,tan solo ha pasado poco tiempo; ¿Y si el hubiera conocido a alguna otra?, ¿y si no me recuerda ya? el cree que no recuerdo bien sus ojos , apenas creerá que si puedo describir el puente de su nariz, la comisura de sus labios, la caída de sus pestañas, su olor. A veces acudo a todos esos lugares donde estuvé con el, me he apropiado de esos sitios tan solo por el pero ... hoy estan ocupados por otras gentes quiza igual de solitarias que yo, acudo ahi pretextando quizá con un golpe de suerte toparmelo, pero todo ha sido inútil, no lo he vuelto a ver desde entonces sigo durmiendo sola

4 solo lo soñaron:

Ruben Angel dijo...

Nice!!!

Apropiarnos de lugares sólo por el recuerdo. Voy a disvariar, pero me parece como recorrer un lugar con google earth, donde lagente va depositando en un "lugar" las fotos y los recuerdos, lo escrito y lo leido.

Los olores, caídas de pestañas y gestos ajenos que puede uno hacer propios.

No temas a la soledad

Anónimo dijo...

Te ha dejado una mancha en el corazón indeleble. Y no se te va a quitar ni con mora ni con jabón, ni con agua de lluvia.
Si tanto le echas de menos debes ir a por él y decírselo de una vez que estas por sus huesos.
Quizas sea rebajarte un poco, pero no crees que merece la pena. Bas

Betoman dijo...

me vas a mentar la madre, pero que bueno, que bueno que sientes, que sabes lo que es estar sola, por q ya sabes lo que es dormir acompañada, que bueno que te enfrentes a ti, a tu lectura sin lector, a tus ausencias de mensajes.

Yo soy lo que soy por q un día (no, fueron mas, muchos mas) me destrozaron, se me seco el pecho. y hoy, si bien duele, me encanta lo que he construido después. Tal vez solo, pero lleno de mi, de los que fui, de lo que hoy soy.

no te juzgues sin tiempo.

Mobtomas dijo...

Es muy triste, pero cierto. Todos nos sentimos solos, muchas veces aunque estemos acompañados. ¿Qué es lo que queremos? ¿Alguien con quién hablar? ¿Algo de calor en el cruel invierno? ¿Alguien que creemos que nos entiende? No lo sé. Conozco mucha gente que tiene eso (no todo a la vez), yo igual lo he tenido y la soledad está allí, como la sombra, o como el sol (depende desde dónde lo veas). Sólo una persona me hace sentir acompañado, por desgracia esa persona casi nunca está, y vuelve la rueda a su mismo lugar. No sé si ya me acostumbré o me resigné, pero cada vez me pesa menos la soledad. Viera usted que así se viaja más ligero.

Joe's books

Elogio de la vagancia
Tacones en el armario
El vicio de la lectura
Noticias del Imperio
The Name of the Rose
Mujeres de ojos grandes
Aura
The Death of Artemio Cruz
The Book of Laughter and Forgetting
The Joke
Immortality
Laughable Loves
The New Drawing on the Right Side of the Brain
The Last Nude
Art and Fear: Observations on the Perils (and Rewards) of Artmaking
The Art Book
The Scrapbook of Frankie Pratt
Concerning the Spiritual in Art
Griffin and Sabine
Color: A Natural History of the Palette


Joe Toledo's favorite books »

Juntos codo a codo Somos mucho más que un blog